Transporte voluminoso: las mercancías más demandadas

La distribución XL, al igual que la mayor parte de los eslabones de la cadena de suministro, se ve fuertemente influenciada por los cambios experimentados en la demanda.

Hace pocas semanas el mundo fue testigo del segundo aniversario de un hito que, no solo ha cambiado nuestra forma de ver las cosas, también de consumirlas. La aparición de la pandemia introdujo un factor clave que dio el impulso definitivo al comercio electrónico. Con ello, la logística comenzó a calentar motores.

De golpe, lo predecible se tornaba en incertidumbre e industrias como las de mobiliario y decoración se preparaban para un cambio sin precedentes. De la mano de estas, de forma inevitable, operadores logísticos especializados en la distribución de gama blanca y marrón se preparaban para el cambio.

Un punto y a parte

Con la cuarentena, de la que los españoles comenzaron a ser testigos a mediados de marzo de 2020, los consumidores se vieron obligados a adoptar nuevos hábitos en el campo digital.

Sin embargo, fueron muchas las voces que se cuestionaron la permanencia de una tendencia que hoy se ha convertido en ‘must’.

Esta digitalización acelerada en el ámbito de las compras no solo se ciñe a España, pero su influencia sobre la logística ha sido especialmente relevante.

Hibridación de los servicios

A la hora de adecuar las estrategias de crecimiento al entorno post-pandemia, los operadores logísticos y transportistas de mercancías de gran volumen han tenido que prestar atención a dos cuestiones.

En primer lugar, al servicio a tienda física tradicional. Mientras el ecommerce gana terreno, la compra en tienda sigue siendo el protagonista del consumo en España. Proveer a gigantes del tamaño de Ikea, cliente de Sama Home, ha pasado de ser una prioridad a una actividad que complementar con la última milla.

Así, este tipo de compañías han confiado en operadores especializados para dar el siguiente paso, siguiendo los cambios requeridos por la demanda: la entrega a domicilio de productos XL.

El modelo de consumo ha dado pie a un nuevo sistema. Una operativa basada en nutrir dos vías de negocio que aúnan la tradición y la tendencia, el canal físico y online.

¿Qué cambios ha afrontado la logística de gran tamaño?

En lo que respecta al consumo del hogar, más allá de la alimentación, los últimos dos años se han centrado en dos categorías: la gama blanca y la gama marrón. Los cambios en su demanda han venido impulsados por una misma premisa: hemos pasado más tiempo que nunca en casa y eso nos ha llevado a buscar un nuevo nivel de comodidad.

Precisamente, mientras en 2020 las ventas a través de internet de muebles y artículos para el hogar aumentaban en un 116%, en 2021 la industria en su totalidad alcanzó los 2.840 millones de euros.

Un recorrido similar ha experimentado la gama blanca. El hogar, convertido en el centro neurálgico de la vida de los españoles, ha sido una de las principales inversiones de los consumidores en los últimos años. Tras un 2020 marcado por un crecimiento del 5 por ciento, las previsiones se han mantenido al alza en 2021 y de cara al presente año.

Las mercancías más demandadas

En línea con estas tendencias, que prevalecerán al menos en el corto plazo, la distribución de productos de gran volumen y la última milla de mercancías XL hace frente a una doble necesidad: la flexibilidad y la capacidad.

Los últimos estudios demuestran que en la gama blanca la tendencia se dirigirá al consumo de electrodomésticos más grandes con un menor consumo energético. Mientras, la gama marrón seguirá afianzando su crecimiento a medida que la situación sanitaria se estabiliza, poniendo énfasis en los elementos necesarios para, por ejemplo, teletrabajar o tele-estudiar.

Siguiendo estos pronósticos, los operadores logísticos especializados centran sus esfuerzos en la continua adaptación hacia una demanda que seguirá centrada en:

  • Televisores, neveras, lavadoras, placas de inducción, hornos, campanas telescópicas y lavavajillas.
  • Somieres, sofás, librerías, cajoneras, escritorios y colchones.

Prestar atención a la demanda para una operativa eficiente

El porte de productos de gran tamaño, tanto a domicilio como a tienda física, precisa de un servicio especializado y de valor añadido por parte de operadores logísticos. Por ello, estar atentos a los cambios experimentados en la demanda es clave para la supervivencia y el buen hacer de estas empresas.

Los electrodomésticos y las máquinas deportivas, al igual que los muebles, son hoy más parte de nuestro día a día que nunca. Por ello, la existencia de firmas especializadas, capaces de adaptarse a la complejidad de estas mercancías, además de ofrecer trazabilidad, se ha vuelto esencial.

En general, la entrega es la principal fuente de descontento entre los clientes, ya que no es fácil mover este tipo de productos. Especializarse, adaptarse y flexibilizar las operativas para hacer frente a una demanda en constante evolución es la solución para una logística de futuro.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.